La Creatividad y la Imaginación al servicio de nuestro Ser Interior

Sol y Luna a 23°13’24” de Capricornio

Cuando hablamos de Luna Nueva a nivel astrológico, siempre hablamos del inicio de un ciclo.

Un ciclo que este mes se centra en la energía y signo de Capricornio y que a nivel de Astrología Cabalística, nos habla de una energía Yod, de una energía de inicio y voluntad en acción. Con Capricornio nos encontramos ante un signo perteneciente al elemento Tierra que de algún modo busca materializar, construir algo que sea perdurable, que sea cimiento sólido que pueda permitir sentar las bases de lo venidero. En esta ocasión, el Sol y la Luna se sitúan en grados de Tercer Decanato, combinando trabajos del signo de Capricornio con los del signo de Virgo, último signo del elemento Tierra. La lunación este mes, une en un mismo haz las ideas de construcción, propias del signo de Capricornio, y las derribo y desapego, propias del signo de Virgo, posibilitando así ambas energías zodiacales, la construcción de nuevas realidades.

Tal y como ya avanzábamos en el anterior artículo, tanto Júpiter, la expansión y amplificación, la fe en la vida y en uno mismo, como Saturno, la estructura y la forma, la maestría a la hora de configurar un camino a seguir… Ambos planetas se encuentran ya desde hace unas semanas, transitando por los territorios de Acuario, mostrándonos elementos nuevos y vanguardistas a tener en cuenta a nivel de valores individuales. Todo empieza a moverse hacia nuevos lugares, dejando atrás el trabajo realizado por ambos planetas en el anterior signo del Zodiaco, el signo de Capricornio.

Es un mes donde quizás y la tarea de hacer balance del camino que nos ha podido conducir hasta aquí ya ha concluido. El haber podido rescatar todo aquello que nos pueda servir como base y sostén a lo venidero, será lo que nos servirá para poder desde ahí, sabiendo quienes somos a cada instante, lanzarnos con positivismo a explorar nuevos territorios.

Quizás y probablemente, todo lo vivido hasta ahora nos haya podido servir para poder activar todas nuestras maestrías adquiridas a lo largo del tiempo, pudiéndose así todas ellas, poner al servicio de todo lo que ahora pareciera empezar a abrirse paso en nuestro horizonte más próximo.

Es un mes donde pareciera que la intuición ya ha podido conectarnos interiormente con aquello que de algún modo buscamos alcanzar… nuestros pies empiezan a moverse en una dirección y la información empezará a fluir a cada paso que demos… Es más, será desde ese inicial movimiento individual que los contactos con un otro podrán empezar a darse, compartiendo intereses diversos, visiones o puntos de vista diferentes que nos lleven a dialogar e ir sumando puntos a la hora de idear un nuevo planteamiento de vida.

La vida nos pide que nos conectemos con la trascendencia, que en la medida de lo posible no busquemos evitar o esquivar observar nuestra realidad cotidiana, que seamos capaces de poder mirarla de frente para poder trascenderla. Será así como podrá darse la posibilidad de ir materializando, paso a paso, una realidad bella sobre suelo sólido y resistente al tránsito, donde lo novedoso y diferente formen parten del paisaje, donde la belleza de lo creado sea algo tangible y visible a cada paso que podamos ir dando en el camino.

Es una lunación que nos va a ayudar a que en algún ámbito de nuestra vida nuestra voluntad se mueva y pueda poner en marcha algo, que se active esa valentía y capacidad de arranque y empuje que nuestro guerrero interior posee. Y que todo ello, nos permita y ayude a recordar que es en nuestro interior donde se encuentra esa fuente de energía inagotable a la hora de intentar alcanzar y llevarnos hacia la materialización y concreción de algo en la vida.

Uno de los elementos esenciales con los que contaremos este mes para lograr conectar con todo este movimiento planetario será nuestra capacidad creativa. Esa creatividad interior que nos lleve a conectar con ideas nuevas, ilimitadas e infinitas… Será el permitirnos crear desde nuevos lugares y enfoques diversos, lo que posibilite y ayude al sostenimiento de esa nueva escala de valores que pareciera ir cobrando forma en nuestra vida.

La comunicación será también un matiz importante en esta lunación. El ser capaz de comunicarnos y entablar un diálogo desde un lugar donde podamos mostrar nuestros anhelos, donde nuestro mensaje pueda fluir y modificarse si en algún momento así lo consideramos… La vida es un continuo dinamismo, y desde ahí es desde donde, quizás y debamos de expresarnos, desde ese continuo fluir de ideas y conceptos diversos. Será un mes donde la reflexión interior y el poder intuir cuál quiero que sea mi filosofía o planteamiento de vida a partir de ahora, pueda servirme para entender mucho más lo que a nivel exterior pudiera estar tocándome vivir en mi día a día.

Es por ello por lo que Neptuno desde Piscis, nos invitará a reflexionar y lograr entender a través de esa comunicación y diálogo más allá de lo tangible, que a veces lo que ocurre en la vida pueda formar parte de un ciclo superior a nivel evolutivo de Humanidad y del planeta Tierra… La Naturaleza, el Ser Humano y el Universo no dejan de formar parte de un mismo Todo y Unidad…

La anterior lunación nos hablaba de tomar la iniciativa y de ser dinámicos a la hora de movernos por el mundo de la información… En esta lunación, nos piden que decidamos un destino o lugar hacia el que guiar nuestros pasos, ya hemos “leído y recabado información” con la anterior lunación, ahora nos habla de decidir “destino”… Para una vez decidido, nos pongamos en contacto con un otro, con el grupo y la sociedad en su conjunto.

Es un mes donde parece que los planetas más que nunca, nos van a pedir hacer una reflexión en lo individual sobre los cimientos sobre los que nos apoyamos y nos sustentamos en la vida… ¿Hacia dónde quiero dirigir mis pasos? ¿Sobre qué valores los voy a sustentar? Comunicar y expresarme a cada instante desde la libertad y la creencia de que puedo vivir desde un lugar más armonioso a nivel interior, donde la paz y serenidad encuentre su lugar… Quizás se trate de permitirnos estar en un aquí y ahora, y de no proyectarnos hacia un futuro incierto… Quizás y se trate de ser creativos con el presente…

Según Kabaleb y la Astrología Cabalística:

Nos encontraríamos de nuevo en un grado Hesed, tal y como ya ocurría el pasado mes de diciembre. Los grados Hesed, tal y como ya comentábamos en la lunación anterior, nos hablan de la Voluntad y Sabiduría que nace de la Inteligencia Suprema y que se moviliza hacia la realización de un objetivo. El grado en el que cae esta lunación nos habla de la Edificación de la ciudad ideal, de la creación, promoción, intervención y ejecución de situaciones que nos puedan liberar de yugos.

Si reflexionamos a nivel de símbolos Sabianos relacionados con el grado en el que se dará la Luna Nueva, Dane Rudhyar nos habla de:

“Un soldado recibe dos condecoraciones por su bravura en el combate”

La nota clave: La recompensa ofrecida por la sociedad por el cumplimiento de la responsabilidad individual.”

En ambas reflexiones nos hablan de permitirnos conectar con aquello que subyace en nuestro interior, con toda esa comunicación interior que me permita elaborar un mapa y guía para la materialización de algo nuevo capaz de cambiar de registro cuando las circunstancias así lo reclamen. No nos hablan de un escenario situado en el afuera, nos hablan de un escenario situado en el interior de cada uno de nosotros, para desde ahí lograr la materialización exterior de lo que realmente debe ser y es la vida a cada instante.

La materialización de nuevas creaciones, el movernos desde lugares donde apenas y podíamos intuir que pudieran ser posibles de barajar… El ser dinámicos y volver a conectar con la valentía y la fe en uno mismo y en la vida, será lo que posibilite que ese encuentro con un otro, con el afuera se produzca desde el lugar más enriquecedor posible a nivel de Humanidad… donde la armonía y la paz puedan resultar ser algo vivo y tangible.

Feliz Lunación a todos!!!